miércoles, 5 de agosto de 2009

Evidencia Insuficiente

La Asociación de psicólogos Americanos (APA), la misma organización científica que en 1973 retiró la homosexualidad de la lista de desórdenes mentales, acaba de adoptar una resolución declarando que los profesionales de la salud mental deberían evitar decir a sus clientes que la orientación sexual puede cambiarse por medio de terapia u otra clase de tratamientos.
Contrariamente a lo que algunas organizaciones reclaman –dijo la Dra. Judith M. Glassgold, integrante del grupo de trabajo que emitió la resolución- existe insuficiente evidencia que apoye el uso de terapias psicológicas para cambiar la orientación sexual de las personas. Según APA numerosos estudios científicos en el área demuestran que es improbable cambiar la orientación sexual por más esfuerzos que se pongan. Según Goldglass, lo máximo que ciertos individuos logran hacer es ignorar o reprimir sus atracciones homosexuales, y aún así no tenemos conocimiento de las personas que dicen haberlo logrado según algunos estudios (de organizaciones pseudo-científicas) y menos si los supuestos cambios duraron mucho tiempo.

Para leer el reporte completo entrá en : (public.affairs@apa.org <mailto:public.affairs@apa.org> ) o> http://www.apa.org/pi/lgbc/publications/therapeutic-response.pdf.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada