sábado, 20 de agosto de 2011

¿QUIEN AYUDA A LOS MAS JOVENES?

















La hiperconectividad que viene caracterizando a este milenio ha servido, entre otras cosas, para actualizar las agendas de medios y gobernantes. Un dramático ejemplo de esta influencia es la creciente difusión del acoso y hostigamiento (bullying) que padecen los adolescentes gays en sus colegios, víctimas de pares heterosexuales.

La viralización de videos en YouTube, con mensajes de estudiantes agredidos que más tarde han terminado suicidándose, ha reactivado un complejo y postergado desafío educativo, que es histórico y mundial, pero que ha logrado relevancia pública durante los últimos años y se ha radicado mediáticamente en los Estados Unidos.

Estas muertes han originado varias iniciativas de organizaciones gays. Tal vez la más conocida sea “It Gets Better Proyect”, del activista Dan Savage, quien en septiembre de 2010 publicó en YouTube su propio testimonio como hombre gay realizado, para brindar esperanza a los jóvenes que enfrentan el hostigamiento de sus pares. El video tuvo tanto éxito que la iniciativa creció y ahora cuenta con testimonios de personas LGBT, pero también de heterosexuales, e incluso de importantes referentes de diversos sectores, como Barack Obama o Hillary Clinton, o como Daniel Radcliffe, Ellen DeGeneres, Anne Hathaway y Colin Farrell, por citar sólo algunos nombres.
La aparición de este video en la página Web de la Casa Blanca dio lugar a enérgicas protestas de parte de los grupos fundamentalistas cristianos anti-gay como el FRC (Family Research Council) que se oponen a mostrar que las personas GLTB -según ellos pervertidos e inmorales- pueden ser felices

Sin embargo, más allá de los testimonios públicos de gobernantes y artistas, no se observan proyectos concretos de las áreas responsables de la educación. De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre el Clima Escolar, desarrollada en Estados Unidos por la Gay, Lesbian and Straight Education Network (GLSEN), menos de la mitad de los estudiantes gay (44.6%) reportaron tener una alianza gay-heterosexual en su escuela. Apenas más de la mitad de los chicos (53.4%) pudo identificar a seis o más educadores que les brindaran apoyo, y sólo el 18.2% dijo asistir a un colegio con una política anti-bullying.

Tomado de sentidog.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada