viernes, 13 de abril de 2012

No a la propaganda ex - gay

El alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson acaba de prohibir que los autobuses de la ciudad promocionen la campaña de dos grupos religiosos a favor de las “terapias reparadoras” de la homosexualidad. La campaña iba a ser puesta en marcha el lunes en 26 autobuses de la capital británica y consistía en carteles con la leyenda “¡No gay! Ex-gay, post-gay y orgulloso. Supéralo”.A las pocas horas de divulgarse el contenido de la campaña, el alcalde Boris Johnson ordenó impedir la difusión: “Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo, intolerante con la intolerancia. Es claramente ofensivo sugerir que ser gay es una enfermedad de la que alguien se puede recuperar y yo no estoy preparado para que esa sugerencia circule por Londres en nuestos autobuses”, ha declarado Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada