miércoles, 27 de junio de 2012

Exodus: No hay cura, pero está mal...

EXODUS:

HABLAR DE "CURA" ES  BIZARRO, PERO LA VIDA GAY NO ESTA BIEN

Éxodo Internacional , el movimiento "ex-gay"  más conocido,  está tratando de mejorar su últimamente depreciada imagen distanciándose de la idea que tanto promovió desde su comienzo  en cuanto a que se puede “curar”  la homosexualidad.
La organización norteamericana (con ramas en varios países, incluida Argentina)  que está iniciando  su conferencia anual en St. Paul, Minn. EEUU  continúa  llamando a no aceptar la homosexualidad (porque según ellos es pecaminosa y contraria a los designios de Dios)  aunque  según  manifestó su presidente Alan Chambers a la agencia Associated Press ahora sugiere que la gente gay debe permanecer célibe o en todo caso buscar un esposo/a del sexo opuesto que sea “comprensiva”.
“No creo que la palabra sea aplicable a ninguna lucha  -incluida la homosexualidad- ” dijo Chambres que es  gay  y casado con una mujer, “poner un aviso para  curar la homosexualidad  me parece algo bizarro, es como decir que se puede curar cualquiera de las tentaciones a las  que somos expuestos”.
Chambers también  confesó que  sigue teniendo “atracciones homosexuales” aunque las mismas no le abruman ni a él ni a su matrimonio.  “Son  como cualquier otra tentación con la  que tengo que luchar”.

Este sinceramiento – del cual tampoco participan todos los grupos ex –gay-   es en realidad   un táctica  para recuperar la pérdida de credibilidad de Éxodo  entre los norteamericanos cada día más inclinados a apoyar los derechos de las personas gltb.
Pero ¿Cómo deberíamos interpretarlo? Si entonces  uno no  puede cambiar y convertirse en heterosexual, ¿tiene sentido pasarse la vida luchando contra  las atracciones homosexuales y reprimiéndose cada vez que uno se siente atraído sexual y/o románticamente a una persona del mismo sexo con la cual podríamos ser muy felices  construyendo relaciones saludables, rompiendo con la soledad y pensando en un futuro mejor, a veces para toda la vida?
¡Y  por otro lado   piensan en la homosexualidad simplemente como una tentación  más!
Sabemos que esto  no sólo carece sentido sino que además  nos hace mucho mal  cuando Dios realmente quiere nuestro bien y nuestra felicidad… ¿o no?

Pero como dijo Chambers hace algunos años, todo esfuerzo es preferible ¡antes de irnos al infierno!

Lo que no podemos entender es porqué aún no  se permiten reflexionar sobre lo que realmente dice la Biblia y  pensar   además en un Dios que nos ama y no en un Dios que nos castiga.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada